La proclamación de la Segunda República en Valdepeñas.

El 14 de abril de 1931 se proclamaba la república en España entre mucho ambiente festivo, retórica y deseos de reformas para todos. Las clases conservadoras y pudientes la recibieron con lutos, rezos y pesimismo.  Las clases populares con la esperanza de una mejora de vida y manifestaciones de alegría. Ambas actitudes eran lógicas y respondían a la realidad social del país. Hoy nos acercamos a esta realidad desde abajo, desde la situación de los obreros de Valdepeñas que, como en el resto de La Mancha, acogían la Segunda República con la esperanza de mejorar sus condiciones de trabajo y vida, así como la transformación de la estructura de la tierra. El poder de la tierra, como yo lo llamaría, es determinante para entender el origen de la Guerra Civil en esta región manchega. Viajemos a la historia local de nuevo. Aquella tarde de abril de 1931  una multitud de valdepeñeros acompañados por las comisiones de los partidos locales republicano, socialista y de la Casa del Pueblo se dirigieron a la sede del ayuntamiento lanzando vítores a la república y portando la bandera tricolor. Desde el balcón de la alcaldía, una vez izada la bandera, los líderes republicanos saludaron a los simpatizantes y anunciaron al pueblo el nuevo régimen. De esta manera quedaba proclamada la Segunda República en Valdepeñas: en la plaza, los ecos de La Marsellesa y el entusiasmo popular por la marcha del dictador, Primo de Rivera, un año antes y el fin de un largo periodo de limitación de derechos y esperanzas frustradas; en el ayuntamiento, la corporación saliente, con Manuel Ballenato (derechista liberal) al frente y los nuevos dirigentes, Antonio Ruiz García (socialista) y Ángel Grande Ramos (republicano liberal), Carlos Caminero Trujillo, entre otros,  esperaban el traspaso de poder. La noche continuó con serenatas y visitas a la Casa del Pueblo ubicada en la calle de la Reforma. A la mañana siguiente, todas las fuerzas vivas del pueblo encabezaron una manifestación para festejar el nuevo orden político. Partió la marcha de la calle de la Reforma y se dirigió hacia la calle Ancha donde se guardó un minuto de silencio delante de la casa natal del brigadier y guerrillero de la independencia Chaleco, sin lugar a dudas, en homenaje a la defensa de la libertad; ya en el ayuntamiento, se lanzó el grito de  “¡Viva la república!”. Por la noche tomaba posesión el nuevo gobierno municipal republicano-socialista: Antonio Ruiz García,  como alcalde y Carlos Caminero, Francisco Barchino, Aurelio Abad, Pedro Bernardo y Tomás Abad, como tenientes de alcalde. La proclamación y transcurso de la Segunda República en Valdepeñas estuvo determinada por la falta de empleo y la tensión social. El problema fue acuciante en verano, durante la siega. La escasa recolección de cereales obligó al alcalde republicano, Antonio Ruiz, a reunir conjuntamente a la patronal local y a representantes de los obreros para hallar una medida con la que mitigar el escaso trabajo. Se pidió que no se despidiese ningún obrero de los que aún estaban trabajando en las casas de los terratenientes. Juan Amunátegui, presidente del Círculo de Labradores de Valdepeñas, pidió a cambio, al gremio de gañanes -que solicitaba un aumento de salario- retirase la demanda salarial debido a la mala situación económica de la ciudad. La llegada de la vendimia no mejoró la situación: la recolección en Valdepeñas fue dos quintos menos de la cosecha del año 1930. Ello se tradujo en una disminución de los jornales y en el  aumento de demandas salariares. La situación vitivinícola se debatió en noviembre, en una gran asamblea que trató sobre la última cosecha, el mercado del vino y el tratado con Francia de 24 de octubre de 1931. La convocatoria la realizó Juan Amunátegui y acudieron a Valdepeñas varios diputados de Madrid. Presidió el acto el diputado García Berlanga, el gobernador Doporto y el diputado socialista por Ciudad Real, Antonio Cabrera. También Emilio Cornejo, presidente del Círculo Mercantil de Valdepeñas. Paralelamente el Ayuntamiento, con fondos públicos y subvenciones estatales,  puso en marcha numerosas obras públicas para ocupar a los parados, pero también para su control social como la alineación de la calle Balbuena, construcción del alcantarillado, saneamiento del mercado municipal…, pero las obras iniciadas aquellos primeros meses de andadura de la república, que eran continuación de otras comenzadas con anterioridad, no alcanzaban a ocupar a todos los desempleados. Así, el 22 de diciembre de 1931  un concejal del Ayuntamiento, denunció en el pleno municipal, tratos de favor a aquellos trabajadores vinculados a la Casa del Pueblo y por tanto al partido socialista, frente a otros que continuaban parados y no estaba vinculados a la UGT. Los primeros meses republicanos y posteriores estuvo marcada por la falta de trabajo y de subsistencias en muchos hogares valdepeñeros. Esta situación fue criticada a través de  cantares populares que se coreaban en la calle por las clases populares, especialmente en Navidad:

Esta noche es nochebuena

y mañana Navidad

¡cuántos estarán bien llenos

y otros no tendrán ni pan!

Ande, ande, ande

La marimorena

Ande, ande, ande

¡Esto sí es pena!

….

Esta noche nace un dios

Debemos manifestarle

que el obrero de este pueblo

se está muriendo de hambre

En la puerta de la iglesia

he visto un hombre pidiendo

¡Al pedir limosa

un rico salió huyendo!

Esta última coplilla reflejaba otra realidad que se volvía insoportable para los sectores más pudientes de la población. En diciembre de 1930, El Eco de Valdepeñas  reconocía que eran constantes las invasiones de mendigos que sufría Valdepeñas:

“(…) enseñando sus lacras por las principales calles (…)”. “¿No se les podía socorrer con los fondos de mendicidad e impedir el bochornoso espectáculo?”

Especialmente problemática era la puerta de la Umbría de la iglesia donde los mendigos: “Apenas dejaban paso a los fieles.”

 (c) Carlos Chaparro Contreras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s